Image default
Analytic

¿El Salvador dejará de pagar su deuda soberana en 2023?

Es la pregunta que se hace Frank Muci, economista miembro de la Escuela de Políticas Públicas de Londres, respecto al bono soberano de $800 millones que debe pagar el país en enero 2023.

Mientras se retrasa la emisión de un bono de bitcoin por $1,000 millones, el presidente Nayib Bukele deberá afrontar pagos por $800 millones el próximo enero. ¿Lo logrará?se cuestiona Frank Muci, economista miembro de la Escuela de Políticas Públicas de Londres.

El reconocido economista publicó un artículo en el portal de noticias cripto Coindesk.com, en el que hace un análisis sobre el vencimiento del bono soberano de $ 800 millones que vence en enero de 2023 y señala que hay probabilidad de incumplimiento implícita del 48%.

“Los mercados financieros internacionales creen que existe una posibilidad equitativa de que el país centroamericano detenga los pagos programados en ocho meses, poco más de un año después de adoptar bitcoin como moneda de curso authorized”, advierte Muci.

Para nadie es secreto y tal como lo expone el economista que el crecimiento económico de El Salvador es bajo e incluso el Banco Mundial ha venido bajando las proyecciones de crecimiento para el país de 4 %, luego a 2.9 % y ahora prevé 2.7 %.

Mayor recaudación de impuestos es insuficiente para cubrir déficit fiscal

A esto se le suma el amplio déficit fiscal y casi el 90% del PIB en deuda pública costosa, es decir con tasas de interés muy altas.

“Sin cambios importantes en la política económica, el país corre el riesgo de un incumplimiento soberano peligroso”, asevera el economista.

Según Coindesk, el interés de investigación de Muci incluye la política de crecimiento económico y la gestión financiera pública.

“La mayoría de los profesionales y académicos están de acuerdo en que el incumplimiento soberano tiene costos importantes. Esto es especialmente cierto en países dolarizados como El Salvador, donde los pagos atrasados ​​por parte del gobierno podrían desencadenar una corrida bancaria”, es decir una retirada masiva de depósitos bancarios, advierte el economista.

“Incluso si el gobierno del presidente Nayib Bukele solo incumpliera con el pago de la deuda externa del país, la deuda interna se volvería más riesgosa (y menos valiosa), lo que provocaría pérdidas de papel a precios de mercado en ambos tipos de bonos que consumirían las reservas de capital de los bancos y perjudicarían los balances. en todo el sistema financiero”, menciona el artículo.

Moody’s advierte que operaciones con Bitcoin aumentan el riesgo soberano de El Salvador

A pesar de todo el panorama gris, el ministro de Hacienda de El Salvador, Alejandro Zelaya, insistió en que el riesgo de incumplimiento del pago de las deudas que tiene El Salvador “es cero” y dijo que el gobierno sigue comprometido apagar en todos los escenarios.

Las opciones
Bukele podría obtener un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y recaudar cientos de millones de dólares en financiamiento barato para financiar el gobierno, que el FMI desembolsará gradualmente a cambio de reformas, sin embargo las negociaciones para ese acuerdo ampliado han venido a paso muy lento.

Para el economista, el FMI probablemente pediría consolidación fiscal (aumentos de impuestos y recortes de gastos), por lo que la relación deuda/PIB tiende a la baja en el mediano plazo.

También requeriría una reforma criptográfica, enmendando la ley de bitcoin para contener los riesgos macro, tal como lo sugirió en su informe del Artículo IV, en el que instaba al gobierno a quitarle la categoría de moneda de curso authorized al Bitcoin.

Más especulativamente, El Salvador podría obtener algún financiamiento de los grandes jugadores en el espacio criptográfico, las llamadas “ballenas” que quieren mantener viva la concept de la “adopción de bitcoin por estado-nación”.

El emisor de Stablecoin Tether, el intercambio de criptomonedas Bitfinex u otros podrían brindar apoyo con un préstamo directo al gobierno, mediante la compra de bonos nacionales o simplemente depositando dólares estadounidenses en bancos de El Salvador, que los bancos podrían utilizar para comprar deuda del gobierno, explica el economista.

“Por ahora, el país tiene opciones. No son grandes opciones, pero son opciones. Todo esto me lleva a concluir que El Salvador probablemente no entrará en default en 2023”, señala Muci.

Related posts

Informe De Investigación De Mercado De Criptomonedas International 2022: Últimos Impactos De Covid-19

admin

‘Dip’, ‘Compra’ y ‘Fed’ los principales temas de tendencia en las redes sociales, según la encuesta – Cripto noticias del Mundo

admin

Coinbase se convierte en patrocinador oficial

admin

Leave a Comment