Image default
Guides

Guía exprés para quienes todavía remolonean con la Renta

Hacer papeleo siempre cuesta y más si es para pagar impuestos como la Renta. Frente a los primeros que lo hicieron por web en abril o en mayo en las oficinas de la Agencia Tributaria, quedan los remolones que a estas alturas de junio todavía no han presentado la declaración. Después de dos meses y medio de campaña hay quien todavía está buscando por casa la declaración del año pasado para localizar el importe de la casilla 505, el que permite descargar el borrador del impuesto que elabora Hacienda. 

En Aragón se espera que se presenten este año unas 732.000 declaraciones del Impuesto sobre Renta de las Personas Físicas (IRPF),  alrededor de un 1% más que el año pasado. Hasta mayo habían cumplido con el fisco unos 396.000 aragoneses, 109.500 a los que les salía a ingresar por 109,6 millones de euros y 264.000 a devolver 183 millones de euros.

Desde el Colegio de Gestores Administrativos de Aragón y La Rioja, Iván Pineda, su secretario, ha apuntado que “el perfil del rezagado es una persona que tiene una renta complicada, que lo ha ido dejando”. El contribuyente de última hora es una persona “a la que algo se le ha complicado en la renta, por ejemplo, que ha vendido un piso, o que se la hacía alguien y este año, no, o period él mismo quien se la hacía y ahora busca ayuda”, pone como ejemplos.

El plazo finaliza el próximo 30 de junio, pero si la declaración resulta a ingresar y se quiere domiciliar el pago solo se podrá presentar hasta el 27 de junio.

Aquí va una guía de última hora para dejar de procrastinar y ponerse manos a la obra con la preparación del papeleo:

1. ¿Tengo que hacer la declaración?

Los límites para presentar la declaración de la renta se mantienen iguales que el año pasado. En normal, deben hacerla quienes ingresaran más de 22.000 euros el año pasado si cobraron de un solo pagador, pero el límite baja a 14.000 euros si fueron dos, por ejemplo, la empresa y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Algunas personas que cobraron parte del ejercicio a través de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) siguen arrastrando errores derivados del colapso que sufrieron las oficinas o tienen que corregirlos este año si ya cuentan con toda la documentación. Deben presentar la declaración quienes se quieran beneficiar de deducciones como la de inversión en vivienda routine que sigue vigente para quienes compraron antes de 2013.

2. Descargar el borrador sin la casilla 505

Hacienda viene potenciando que los contribuyentes utilicen web para hacer la declaración y todos los trámites posibles a través del apartado de Renta de su net (www.agenciatributaria.es) o su aplicación móvil. Si se tiene bastaría con que localizara la casilla 505, entrara en la página net de la Agencia y en el apartado de renta se descargara el borrador. Sin embargo, quien se ponga a hacer la declaración a estas alturas de campaña es possible que no tenga a mano la declaración de la renta del año pasado.. Si no se tiene ni casilla ni tiempo para buscarla se puede optar por hacer la renta por videollamada, para la que basta con tener delante el DNI. Hay que conectarse a través de la net de la Agencia. En cualquier caso, el consejo es leerla bien antes de presentarla, por si falta algún dato importante que pueda rebajar la factura fiscal.

3. Todavía se puede hacer la renta por teléfono

Si la videollamada resulta complicada y se tiene una renta ‘sencilla’ se puede recurrir al servicio de ayuda para la confección de rentas por teléfono, el llamado plan ‘Le llamamos’, que viene siendo solicitado por cada vez más contribuyentes desde que estallara la pandemia de covid-19 en 2020. Es necesario concertar cita (por teléfono, web o la app) para que un funcionario de Hacienda llame y se haga la renta por teléfono. El último día para hacerlo será el 29 de junio, el anterior al last de campaña, en web o en los teléfonos de cita previa (91 535 73 26 y 901 12 12 24, contestador 24 horas o 91 553 00 71 y 901 22 33 44 de atención private y de lunes a viernes, de 9.00 a 19.00). Aquí se pueden consultar qué rentas se pueden hacer por teléfono, que coinciden con las de las oficinas. La cita previa para acudir de forma presencial se puede solicitar en los mismos teléfonos.

4. Dudas de última hora: de las criptomonedas a la rehabilitación

Las dudas de última hora de algunos contribuyentes, sobre todo, los más jóvenes han incluido las criptomonedas, una de las pocas novedades de la campaña. “En estas últimas semanas especialmente, coincidiendo con el desplome de bitcoin, algunos contribuyentes nos han vuelto a preguntar por si hay que incluir las criptomonedas en la declaración”, ha señalado Pineda. “El problema que nos encontramos es que existen infinidad de movimientos de compras y ventas en los contribuyentes que operan con estos activos, pero como no habían pensado incluirlo en su declaración ahora lleva mucho trabajo ese registro de movimientos con criptomonedas”, confiesa. De ahí que espere “que con el paso de las campañas esto irá afinándose, pero ahora supone un problema importante”.

Otra novedad es la desgravación por reformas en la vivienda dirigidas a mejorar la eficiencia energética “Hemos detectado bastante confusión: existe la thought de que al reformar la vivienda y por ejemplo, cambiar las ventanas, existe un derecho a una deducción en el IRPF”, ha apuntado Pineda. En estos casos, matiza que “lo que no se sabe tanto es que existe una serie de requisitos que no siempre es fácil cumplir”. Así, pone como ejemplo que es necesario contar con un “certificado energético de un técnico competente antes y después de las obras para acreditar que se ha mejorado la eficiencia energética”. A las gestorías llegan muchos contribuyentes que “procedieron a las obras, no a la solicitud de los certificados (especialmente el previo a las obras) y ahora no puede acceder a la deducción”, ha advertido. En este sentido, ha resaltado que el plazo para poder acceder a esta deducción no ha terminado ya que las obras pueden realizarse hasta el 31 de diciembre de 2022. 

5. ¿Qué ocurre si se presenta la declaración fuera de plazo o con errores?

Los gestores administrativos apuntan dos posibilidades si se presenta más tarde del 30 de junio:

a) Que te requiera la Agencia Tributaria, en cuyo caso además de pagar la cuota de IRPF correspondiente, y sus intereses, será objeto de sanción.

b) En caso de que no exista requerimiento previo, además habrá de ingresarse la cuota de IRPF sin posibilidad de poder domiciliar el pago, además de intereses y recargo. El recargo varía en función de si el retraso son unos días o meses, incrementándose un punto por cada mes de retraso.

Si lo que impide obtener un resultado correcto son los errores, “se puede modificar el contenido de una declaración erróneamente presentada, ya sea solicitando una mayor cantidad a devolver, ya sea mediante complementaria introduciendo los datos en Renta Internet”, ha indicado Pineda, ya que la corrección se puede hacer a través del propio programa informático.

Apúntate a la publication de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Related posts

Inició el pago de Bs.61,50 a través del Carnet Patria

admin

conoce las nuevas opciones de buying and selling de MoonXBT

admin

Hacienda incluye una casilla para declarar las criptomonedas en la Renta

admin

Leave a Comment